Panach, un apellido que aúna tradición e innovación


Horchata Panach acaba de sacar al mercado un nuevo producto: la “Horchata Fresca”

 

El apellido Panach está íntimamente ligado a las chufas y a la horchata. Más de 45 años de experiencia les avalan desde que en 1970 José Panach Riera patentara la primera “máquina para recolectar chufas” del mundo, y solo un año después, en 1971, abriera la Horchatería Panach en la Avenida de la Horchata de Alboraya, establecimiento en el que todavía hoy podemos degustar uno de los mejores productos que da nuestra huerta.

Durante todo este tiempo, la familia Panach no ha dejado de producir año tras año su mejor horchata, fruto de la cuidada selección de chufas con denominación de origen Chufa de Valencia que ellos mismos cultivan y de su receta tradicional, una fórmula magistral para su elaboración que se transmite de padres a hijos.

Desde que en 1989 se incorporaron al negocio la segunda generación de horchateros Panach, con Amparo, Rosa y José Ramón, el negocio se ha diversificado y se ha ido incorporando maquinaria moderna en todos los procesos. En la horchatería ofrecen, además de su exquisita horchata y fartons recién horneados, todo tipo de copas, granizados, batidos y helados, con más de 40 sabores para elegir.

Y en su planta de Meliana producen también, siguiendo su receta tradicional y bajo rigurosos procesos industriales, su horchata envasada, granizados de autor de diferentes sabores, y hasta polos de horchata. La horchata envasada, comercializada bajo la marca ‘La Horchatería de Panach’ se distribuye en grandes superficies comerciales en dos variedades: uperizada, en botella de plástico de 1 litro y brick de 330 ml, y ahora también la nueva Horchata Fresca, un nuevo producto embotellado en elegantes envases de cristal de 750 ml, sin alérgenos, el producto ideal para los amantes del sabor puro y original. También disponible sin azúcares añadidos en botella de 500 ml, para tomar directamente o endulzarla al gusto.

Panach es tradición e innovación. La tradición de los cosecheros, del contacto directo con la tierra y su fruto, y la innovación de saber adaptarse a los nuevos tiempos y a las exigencias del mercado, ofreciendo cada temporada nuevos y refrescantes productos para el consumidor.

 

 

VOLVER